¿Qué es la catarata del ojo?

La catarata es una de enfermedad ocular que ocurre cuando la lente natural de nuestro ojo, que se encuentra en la parte posterior del iris, se vuelve nebulosa o pierde la visión.

La lente que es la parte que se encarga del  enfoque de la luz del ojo es esencial  para la  retina y para que las imágenes aparezcan  sin alteración, y la nebulosidad que se produce en la  lente a través de la catarata altera la visión.

Las cataratas son generalmente un proceso extremadamente lento y asociado  al envejecimiento regular pero  en ocasiones se pueden desarrollar raramente de forma más  rápida.

Generalmente afectan a los dos ojos, lo mas  común es que la catarata de un ojo  avance  más rápidamente que la del otro ojo. Las cataratas son extremadamente comunes y afectan aproximadamente al 60 por ciento de las personas de más de 60 años de edad, y se realizan  más de 1,5 millones operaciones de cataratas en Europa cada año.

La mayoría de las cataratas parecen ser debido a alteraciones en las estructuras de la proteína dentro de la lente que ocurren por el desgaste a lo largo de los años  y causan la sensación  nebulosidad en la lente.

Raramente, las cataratas pueden estar presentes durante el nacimiento o la infancia de un niño, en los casos descritos es  como resultado de defectos hereditarios de la enzima. Las cataratas se desarrollan más rápidamente debido a un trauma grave en el ojo, inflamación intraocular o cirugía ocular. La exposición a los rayos ultravioletas extremos, el tabaquismo, la diabetes o el uso de algunos medicamentos como los esteroides tópicos, orales o inhalados puede llevar al crecimiento de las cataratas a  edades tempranas. La utilización a largo plazo de phenothizines y estatinas también puede causar cataratas.

Cuando las personas tienen cataratas, empiezan a tener problemas para realizar actividades que les gustan, las quejas más regulares incluyen dificultad en conducir por la noche o leer. Estas son actividades en las que la un visión clara es esencial.

Las cataratas pueden causar un gran numero  de lesiones oculares y cambios en la visión, incluyendo visión nebulosa, vista de color embotado, dificultad para ver  con luz  excesivo como el sol del propio dia  o faros de vehículos por la noche, miopía agarbada con lo que hay que revisar el uso de nuevas gafas, y raramente doble vista en el solo ojo. Las cataratas generalmente se desarrollan gradualmente y normalmente no producen  dolor  o síntoma de apariencia externa y  se asocian al  enrojecimiento en el ojo  y picores esporádicos, excepto cuando se vuelven muy avanzadas que es cuando se vea afectado de manera permanente la lente .

Los cambios rápidos y/o sensación de problemas en una correcta visión  aumentan  las dudas sobre algún trastorno ocular y debe ser la  visita a un oftalmólogo el que nos saque de dudas con una revisión de nuestros ojos.

El desarrollo de las cataratas no es predecible; en ocasiones solo son molestias que no avanzan en el tiempo y en otros casos avanza rápidamente  y necesitarán operar las cataratas   para corregir la situación y recuperar nuestra visión de forma correcta. Por lo tanto, la decisión de  operarse las cataratas  se individualiza en cada paciente. Su oculista le dirá el estado de su ojo y cómo será el desarrollo de  la catarata y el tipo de recuperación visual que se produciría si se realiza la operación.

 

Deja un comentario