¿Qué sueñan los ciegos?

 

Bueno, alguna vez sueño que veo a mi esposa, que veo a mi hijo a los cuales no he podido ver nunca ¿No? son, bueno, sueño muchas veces, sí sueño mucho despierto yo yo sueño que lo veo todo, porque antes veía, no era ciego desde siempre que conduzco motos, que es una cosa que a mí me gustaría mucho, pero yo nunca he conducido una moto ¿No? y salgo de mi parking y sé como, yo que sé, como se saca la pitón como se enciende, todo, no sé, es como gracioso, pero yo creo que a lo mejor mis sueños son más creativos ¿No? Porque inventan más que se nutren del pasado el senado que He soñado que iba con un caballo en Marruecos, por donde vivía yo y claro los árboles, y todo yo lo veía perfectamente el que es ciego de nacimiento la visión no existe no sabe que son las cosas, la gente pregunta cómo un ciego de nacimiento sabe, si habla de colores, como se imagina los colores pues no se los imagina nunca en el sueño puedes inventar algo solo puedes soñar lo que tú puedes ver sí, yo creo que la gente que ve bien se pierdese pierde detalles que además son muy chulos ¿No? cuando cae la lluvia, por ejemplo, entre los árboles y cuando se va deja un olor muy bonito y eso me gusta muchísimo porque ayuda a relajarte y también el olor del mar reconocer a alguien por la voz saber cómo huele

o pensar cómo huele tu mejor amigo a mí lo que me fastidia es no ver a las chicas por ejemplo, es lo que más me fastidia y luego pues todo lo bello, no sé el arte muchas veces me gustaría pues seguir viendo pues cuadros de pintura de alguna manera la gente que no padece ninguna discapacidad no es consciente incluso que puede llegar un día a tenerla ¿No? Pues algún día puedo incluso llorar ¿No? Porque Bueno me fastidia ¿No? Pienso lo que me pierdo, las cosas van saliendo, los niños niños que han ido naciendo a mi hijo me gustaría verlo ¿No? y a mi esposa, mi esposa pues no sé me gustaría también verla ¿No? No la he visto nunca Sí que perdemos muchas cosas ¿No? cuando vemos por ejemplo perder el valor de las cosas ¿No? que tienes, que te rodean, de todo no valoras nada hasta que una vez pues dejas de verlo y dices ¡Buah! mira que ciego era antes ¿No?